Cítricos

El género Citrus, cuyo término común es cítrico, designa las especies de grandes arbustos o arbolillos perennes (entre 5 y 15 m) de la familia de las rutáceas.

cuyos frutos o frutas poseen un alto contenido en vitamina C y ácido cítrico, el cual les proporciona ese sabor ácido tan característico.

Oriundo del Asia tropical y subtropical este género contiene tres especies y numerosos híbridos cultivados, inclusive las frutas más ampliamente comercializadas, como el limón, la naranja, la lima, el pomelo (también llamado toronja) y la mandarina, con diversas variedades que dependen de la región en la que se cultive cada una de ellas.

Los cítricos se caracterizan por ser fuente de vitaminas (vitamina C, ácido fólico, vitamina A…), minerales (potasio, con un ligero efecto diurético) y antioxidantes.

El abonado de cítricos se realiza bien por vía foliar, pulverizando el fertilizante sobre las hojas del árbol, o por tierra, extendiéndolo alrededor de su base. Es muy importante tener en cuenta que el fertilizante para cítricos no debe acercarse al tronco del árbol.

La temperatura ideal para los cítricos y su cultivo oscila entre los 25 y los 30 grados. Sin embargo, el abonado de cítricos se realiza desde principio de primavera. Generalmente, los cítricos se deben abonar una vez cada seis semanas durante las épocas de primavera y verano. En períodos invernales, el fertilizante para cítricos se suministra una vez cada diez semanas. La mayor demanda de nutrientes por parte del cítrico se produce en la floración y formación del fruto.

Principales carencias nutritivas

La elección de un fertilizante para cítricos correcta es imprescindible para el crecimiento y desarrollo de la planta. De lo contrario, es posible que aparezcan carencias de distintos nutrientes que se pueden reflejar en el cítrico de la siguiente manera:

  • Deficiencia de calcio. Es fundamental en los procesos de crecimiento de la planta, por lo que su deficiencia reduce su desarrollo y la planta pierde vigor.
  • Deficiencia de manganeso. Su efecto principal es la producción de frutos de menor tamaño, con una corteza más delgada y menor contenido en azúcares.

Normas de aplicación de fertilizantes para cítricos nitrogenados y fosforados.

En primer lugar, el abono para cítricos nitrogenado se debe aplicar de la forma más fragmentada posible, especialmente en suelos muy permeables. No es recomendable utilizar fertilizantes para cítricos en las épocas frías del año, así como aportar grandes cantidades de agua en cada riego. Además, se deben realizar análisis foliares anuales para comprobar que la plantación se mantiene en un nivel nutricional óptimo.

En cuanto a los fertilizantes para cítricos fosforados, la dosis de abonado se debe ajustar a las necesidades de la plantación y a la asimilación del suelo. Se debe prestar atención a este último aspecto para conocer cuál es el abono para cítricos más adecuado para asegurar un crecimiento óptimo de la planta.